Para prescindir de la utilización de cables, las redes WiFi muestran una solución que es cada vez más útil tanto para uso residencial y como para aplicaciones comerciales.