Patrones básicos de seguridad informática.

Para bien o para mal los tiempos actuales van ligados, íntimamente, a la seguridad informática. Lo que antes eran papeles que podían quemarse o perderse son, a día de hoy, datos no físicos que deben ser protegidos de la misma manera que los otros, pero adecuando la seguridad a los tiempos que corren. Para ello, debemos tener en cuenta unas sencillas reglas, unos conocimientos mínimos que nos permitan proteger, almacenar y controlar toda la información que tenemos en nuestros ordenadores, evitando, de ese modo, que cualquier otro pueda acceder a ella si no es ese nuestro deseo.

 Para empezar, y como todo el mundo con dos dedos de frente ya debe saber, es necesario contar con un buen antivirus. Aún en el caso de que éste sea gratuito, debemos tener nuestro ordenador a salvo del malware, pues es el origen de la mayoría de los cyber-delitos, y más aún, de los problemas que pueden dañar nuestro ordenador por completo hasta el punto de hacerlo inservible y sin más opciones que formatearlo. Junto al antivirus, debemos tener en cuenta otros tipos de software de apoyo y seguridad, como es algún programa de antispyware, que nos advertirá en el caso de que alguien esté tratando de conseguir información de nuestro equipo. Por último, es necesario también algún tipo de Firewall, que controle qué datos pueden ser compartidos y cuáles no. Estos tres conceptos serían el ABC de la seguridad de nuestro ordenador.

 Otro aspecto muy importante es cómo guardar y preservar nuestros documentos, datos, etc. A día de hoy, hay varias opciones, si bien lo mejor es combinarlas y realizar varias copias de seguridad para que el material esté seguro, pues siempre pueden fallar varios a la vez. Entre estas opciones están las copias en CD o DVD, el uso de discos duros externos, los servidores que guardan la información en la nube y las empresas de custodia externa, que se encargan de guardar en formato físico nuestros datos y que son una opción a tener en cuenta en los casos de material especialmente sensible o antiguo.

Para terminar, debemos saber por dónde nos movemos. Internet está lleno de oportunidades, pero también es un campo minado. El uso de navegadores con cierta seguridad, la visita de páginas fiables (Https://), o certificados de “sitio seguro” pueden ayudarnos, si bien, nunca está de más consultar algún tutorial para conocer más sobre el tema.

Tener en cuenta estos aspectos nos hará la vida más fácil en este mundo cada día más informatizado.

No Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *